Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Tren elevado colgante: una tecnología diferente de movilidad urbana
  4. Mirar al futuro

Mirar al futuro

 
Por otro lado, y dependiendo del tipo y nivel de la actividad económica, se presentan instalaciones que exigen análisis complejos particulares y que requieren la integración multimodal del transporte terrestre, como son los puertos en costas y los aeropuertos. A su vez, y en función del crecimiento de comunidades próximas, se hace necesaria su conexión interurbana con transportes adecuados.
 
A partir del orden de ideas planteado, es entendible la necesidad de una planeación cuidadosa, tanto de la red vial –tomando en cuenta que muchas ciudades se apoyan en tejidos construidos en condiciones ya no aplicables– como de cada sistema de transporte, según el que mejor se adapte a la comunidad en estudio. De ahí que no existan soluciones únicas ni extrapolables, por lo que cada población debería disponer, en un ambiente prospectivo, de las opciones que mejor satisfagan sus requerimientos, con la finalidad de evitar soluciones coyunturales de corta visión, consecuencia de las características orográficas de la zona, y de las condiciones propias, actuales y futuras, de la dispersión poblacional; así como de factores económico-sociales y culturales.
 
Ante los conflictos observados en el tránsito de superficie y los altos costos de los sistemas subterráneos, surge la idea de instalar sistemas elevados que podrían eliminarlos o, por lo menos, reducirlos. Sin embargo, en la práctica se ha visto que, en ocasiones, algunas de sus ventajas han resultado ser sólo aparentes, debido a que no se han eliminado las afectaciones a la infraestructura de superficie por la proximidad de los apoyos; esto genera a menudo reducciones sensibles en el valor de las propiedades.