Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Política de transporte ferroviario
  4. Velocidad de trenes de pasajeros en el mundo

Velocidad de trenes de pasajeros en el mundo

 
En la actualidad, podemos distinguir dos tipos de trenes atendiendo a la velocidad en la que operan: los trenes de alta velocidad (TAV) y los convencionales. Para los TAV no existe una velocidad a partir de la cual se consideren tales, pues los países y las organizaciones utilizan diversas definiciones y condiciones para que se consideren de alta velocidad. Por ejemplo, la Unión Europea, en la Directiva 96/48/CE, anexo 1, define el tren de alta velocidad como un conjunto de tres elementos con criterios precisos:
 
1. Infraestructura: pista construida especialmente para la alta velocidad o especialmente acondicionadas para la alta velocidad.
2. Material rodante: velocidad mínima de 250 km/h en las líneas construidas para la alta velocidad y a 200 km/h las líneas especialmente acondicionadas.
3. Condiciones de uso: el material rodante debe estar diseñado junto con su infraestructura para una completa compatibilidad, seguridad y calidad de servicio. 
 
Otro caso es EUA, en donde varias jurisdicciones utilizan diferentes definiciones. En la Ley de Inversión y mejoramiento de los trenes de pasajeros de 2008 (Passenger Rail Investment and Improvement Act of 2008, PRIIA), se define el tren de alta velocidad a los servicios que alcancen velocidades de operación de 110 millas/h (177 km/h); el Servicio de Investigación del Congreso utiliza el término "alta velocidad ferroviaria" para velocidades de hasta 150 km/h y "tren de muy alta velocidad" para velocidades de más de 150 millas/h (241 km/h). En México no existe una definición oficial para identificar los TAV de acuerdo con su velocidad e infraestructura.