Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Planeación. Las desventajas de los segundos pisos
  4. ¿Por qué no a los segundos pisos viales?

¿Por qué no a los segundos pisos viales?

 
El fenómeno del tránsito inducido
 
El tránsito inducido es el incremento sustancial en el volumen de vehículos que ocurre después de la apertura de una vía rápida (segundos pisos, por ejemplo), o de la ampliación de una vía existente. El incremento se debe a que, cuando se aumenta el espacio vial, se mejora la velocidad y resulta entonces atractivo para más automovilistas utilizar la nueva ruta, pero en cuestión de poco tiempo (en algunos casos, en tan sólo meses, según varios estudios) se vuelvan a tener congestionamientos viales. Al final del ciclo volvemos a tener la misma congestión vial, pero con una ciudad más asfaltada y contaminada.
 
Las soluciones viales en otras ciudades del mundo
 
El rápido deterioro del tránsito urbano ha obligado en los países desarrollados a desechar las soluciones tradicionales, en la que el congestionamiento vial era combatido aumentando la capacidad de las vías. Estas soluciones se revelaron insuficientes, ya que generaban nuevos crecimientos del tránsito al animar a nuevos usuarios a utilizar vehículo privado, y poco respetuosas con el entorno urbano, pues se sacrificaban cada vez mayores superficies urbanas al atravesar zonas habitadas o espacios de elevada calidad ambiental, y finalmente se agudizaban los problemas al absorber el incremento de vehículos.