Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. La importancia de los caminos rurales y alimentadores
  4. Uso prioritario de insumos locales

Uso prioritario de insumos locales

 
Es posible afirmar que en los caminos rurales se ha cumplido la premisa de preferir algunos insumos locales para su realización, ya que en ellos (salvo en la reconstrucción actual de algunos) será necesario hacer movimientos de tierra para mejorar las pendientes y curvaturas construidas originalmente. 
 
Los materiales como el cemento o el acero para las obras de drenaje son de origen industrial y son llevados de los centros de distribución correspondientes, de manera que no se cumple con la política de utilizar en forma prioritaria los insumos más abundantes en la zona donde se ubica el camino rural. 
 
Pero el objetivo de utilizar la mano de obra campesina o local en la realización de los trabajos sí ha sido factible, tanto por la disposición de los habitantes de las comunidades como por el cumplimiento de la normativa a cargo del personal técnico de la dependencia ejecutora de los caminos rurales; dicha normativa está contenida en las Reglas de Operación del Programa de Empleo Temporal y en las Normas de Construcción de Caminos Rurales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con las cuales se realizó la mayor parte de los caminos rurales actuales. De tal forma, se presume (justificadamente) una cantidad millonaria de jornales utilizados en la construcción o reconstrucción, y aun en el mantenimiento de dichas vías. Esto ha permitido al programa de caminos rurales proporcionar empleo a miles de jornaleros. Cabe aclarar que estos son empleos estacionales: de cuatro a diez meses de duración en la construcción o reconstrucción, y de cuatro meses para la conservación. 
 
Según los convenios internacionales, un empleo debe ser remunerado de acuerdo con la ley del trabajo del país y, en este caso, la remuneración económica asignada a los participantes en la ejecución de los trabajos no alcanza un monto equivalente al salario mínimo de la región, ni incluye prestaciones sociales. Por ello, es posible concluir que el trabajo de dichos jornaleros estacionales está remunerado deficientemente y que es realizado sin contar, entre otros, con servicio médico.