Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. La carretera Mérida-Celestún, tramo Mérida-Tetiz
  4. Beneficios socioeconómicos

Beneficios socioeconómicos

 
La nueva carretera Mérida-Celestún, tramo Mérida-Tetiz, permitirá una conectividad rápida y segura hacia los puertos de Sisal y Celestún, que reciben un gran número de turistas nacionales y extranjeros para disfrutar la belleza de sus playas y zonas ecológicas, de gran importancia por su flora y fauna (como son la reserva ecológica y la zona de refugio de los flamencos).
 
Además, se evitará el paso por las poblaciones de Caucel, Ucú y Hunucmá; esto representará un ahorro de 35 minutos en tiempo y de 6 km de recorrido, lo cual se traducirá en un importante ahorro en los costos de operación; pero sobre todo se abatirá al máximo el índice de accidentes, y ello repercutirá en mayor seguridad para los vehículos que transitan por esta vía. De este modo, se circulará de manera rápida y segura a una velocidad promedio de 100 kilómetros por hora.
 
Por otro lado, con la construcción del distribuidor vial Tetiz en el km 42+700 del periférico de Mérida se abatirá en gran medida el congestionamiento en el distribuidor vial Caucel, ubicado en el km 40+260 de este periférico, que se ha convertido en un punto de conflicto por el crecimiento desmesurado de la zona poniente del estado y el tránsito promedio de más de 50 mil vehículos que transitan por esta vialidad y por la nueva carretera.
 
Ambos proyectos contribuirán al desarrollo de la zona poniente del estado y fomentarán un crecimiento en los grandes desarrollos habitacionales de Caucel y Ucú con la construcción de escuelas y universidades, zonas comerciales y agrícolas. Además, se beneficiarán más de 500 mil habitantes de la ciudad de Mérida y las comunidades de Caucel, Ucú, Hunucmá, Tetiz, Kinchil, Sisal y Celestún. Durante la construcción de las obras se generaron 500 empleos directos y 1,500 indirectos.
 
 
Información proporcionada por el Centro SCT Yucatán.