Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. El peatón y la siniestralidad vial
  4. Tipos de atropellamiento

Tipos de atropellamiento

 
Al momento de un atropellamiento, en general las piernas del peatón son las primeras en impactarse contra la defensa del vehículo, inmediatamente después la cadera, pelvis y el pecho hacia el cofre y, por último la cabeza contra una parte del cofre y la parte baja del parabrisas. La severidad del golpe está relacionada con la estatura y el peso corporal del peatón, la altura de la defensa del vehículo y la velocidad de éste. Por supuesto que también es importante dónde impactó la cabeza.
 
El atropellamiento por un vehículo automotor es el riesgo más común al que están expuestos los peatones.
 
No obstante que las últimas generaciones de automóviles han evolucionado hacia la introducción de nuevas tecnologías para hacerlos menos agresivos al peatón al momento del impacto, la literatura indica que hay diferentes tipos de atropellamiento en función de las trayectorias que ejecuta el peatón al momento de ser impactado. Los más comunes son:
 
1. Por envoltura. El vehículo impacta al peatón por debajo de su centro de gravedad, de manera que el cuerpo de éste cae sobre el cofre del vehículo y las extremidades superiores suelen impactar el parabrisas o el cofre. Posteriormente el cuerpo es proyectado hacia delante por la desaceleración, una vez que ha golpeado sobre el cofre. El vehículo avanza, pero desacelerando o a velocidad constante superior a los 30 km/h.
 
2. Por proyección hacia delante. Participan vehículos grandes cuyo centro de gravedad es elevado y por tanto está arriba del centro de gravedad del peatón. En este caso, el vehículo proyecta hacia delante al peatón, ocasionándole lesiones principalmente en el tórax. El vehículo circula acelerando o a velocidad constante superior a los 40 km/h.
 
3. Por vuelta sobre la salpicadera. El peatón camina perpendicular al vehículo y es impactado cerca del vértice delantero del vehículo, y es arrojado hacia la salpicadera. La velocidad del peatón influye sobre el deslizamiento de su cuerpo sobre su costado, y la velocidad del vehículo es a partir de 40 km/h.
 
4. Por vuelta por el techo. El vehículo impacta al peatón y lo eleva de la superficie de rodamiento, de forma que pasa rotando o girando por arriba del vehículo que transita. En este tipo de atropellamiento es probable que el techo o la parte superior del parabrisas o la cajuela impacte nuevamente contra el cuerpo del peatón, para luego caer detrás o a un costado del vehículo. La velocidad del vehículo es a partir de 60 km/h.
 
La inseguridad, ya sea real o percibida, tiene un efecto importante en la decisión de caminar, especialmente en el caso de los niños y los adultos mayores. Preocupa especialmente la disminución de los desplazamientos a pie que se ha observado entre los niños, motivada en parte por la percepción de sus padres de que caminar es una actividad de alto riesgo.