Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Desarrollo de la infraestructura costera
  4. Planeación del desarrollo de las zonas costeras mexicanas

Planeación del desarrollo de las zonas costeras mexicanas

 
De acuerdo con las características del desarrollo costero mexicano, su planeación integral debe entenderse, por principio, como un plan estratégico de negocios cuya factibilidad estará determinada, más que por los aspectos financieros, por su capacidad de generar condiciones propicias para atraer el desarrollo de asentamientos humanos en los litorales, manteniendo una relación armónica con el entorno urbano y el medio ambiente.
 
Debe ser un instrumento base de planeación y fomento del desarrollo costero que, sustentado en un análisis objetivo de sus ventajas y desventajas internas y externas, identifique y determine las líneas de acción conducentes, a fin de detonar una mayor actividad económica en los litorales y propiciar las condiciones adecuadas para el crecimiento urbano, sin generar impactos irreversibles sobre el medio ambiente.
 
Desde el punto de vista de la formulación del Plan Nacional, se estima que el sustento debe ser la integración de los programas estatales en documentos de carácter regional, que contemplen más de una entidad federativa. De esta manera, los programas estatales, como parte de las estrategias nacionales para el desarrollo de los litorales, deben estar asociados y guardar congruencia con las políticas de desarrollo de infraestructura y estímulo para el fomento de la actividad económica del país contempladas por otras instancias gubernamentales.
 
En particular, dada la importancia general que tienen en el ámbito costero los puertos del país, los programas de largo plazo que por ley deben formular podrían tener un efecto regional de valor agregado a las cargas y los servicios; además, podrían apoyar el desarrollo de los mercados regionales y detonar nuevas oportunidades de negocio. Por la relevancia de la participación del sector privado en la actividad portuaria, sus proyectos de inversión podrían resultar en demanda de servicios asociados a la actividad portuaria; demanda de bienes y servicios derivados de dicha actividad y la creación de fuentes de empleo.
 
El diseño conceptual del programa se basaría en una evaluación cualitativa de los recursos naturales, de infraestructura portuaria y terrestre, de las condiciones generales de mercados, de su compatibilidad con la actividad portuaria preponderante de la región y de sus posibles condicionantes ambientales y jurídicas.
 
La evaluación del potencial de desarrollo podría considerar la correspondencia entre los requerimientos de los mercados y la disponibilidad de satisfactores de éstos en el sitio o la región; su integración con los planes y programas de crecimiento en escala local, regional o nacional, y su capacidad para mantener una relación armónica con el entorno urbano y el medio ambiente que permita presuponer que el desarrollo resultará sustentable.