Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Consideraciones para la construcción de un aeropuerto en la ZMVM
  4. Pistas, calles de rodaje y plataformas

Pistas, calles de rodaje y plataformas

 
Este sistema fija en buena medida las dimensiones principales del terreno necesario. El número de pistas paralelas y su separación permitirá calcular las capacidades de operaciones de despegue y aterrizaje así como la del espacio aéreo, tomando en cuenta el tiempo de ocupación del servicio y la separación mínima permitida por efecto de la turbulencia de las puntas de las alas del avión precedente respecto al subsecuente. A su vez, la orientación ofrecerá que las operaciones se realicen con la velocidad de la componente normal de viento dentro de los límites adoptados; al requerirse más de una orientación por vientos, se generan cruces entre ellas, por lo cual el incremento en la capacidad de operaciones llega a ser discreto.
 
Por su parte, la longitud de las pistas debe calcularse con falla de un motor a cierta velocidad, tanto para continuar el despegue como para su eventual abandono, para los tipos de aviones que se espera operarán y sus distancias reales de vuelo, determinando los pesos reales de despegue sin exceder el máximo permitido por ascenso en el segundo segmento. En la actualidad, son frecuentes las longitudes superiores a los 4,000 metros.
 
Las calles de rodaje son las vías entre las pistas y las plataformas y de distribución en éstas. Se identifican las de entrada para los despegues, las de salida para los aterrizajes y las de distribución para las circulaciones en las plataformas. Asociadas a las pistas, determinan la capacidad total del sistema, siendo las de salida las más complejas debido a que su ubicación dependerá de la velocidad de aproximación de los aviones a la elevación del aeropuerto y su peso de aterrizaje.
 
Las plataformas, en donde se estacionan los aviones para embarque y desembarque de pasajeros, equipaje y carga, marcan la interrelación con el edificio. Así, el número de posiciones simultáneas, el modo de estacionamiento y el tipo de plataforma deben estar estrechamente relacionados con los edificios respecto a su forma, el número de niveles y el tipo de conexión con el avión.
 
Los pavimentos aeronáuticos se han convertido en una especialidad debido a sus diferencias significativas respecto a otros por su concepción, diseño, acuaplaneo, construcción, mantenimiento y efectos en las operaciones, al integrarlos con el drenaje pluvial y las ayudas luminosas. No obstante, a la fecha existen grandes desinformaciones que minimizan su importancia, por ejemplo los esfuerzos y la fatiga que provocan tanto por el número de trenes principales como por el de ruedas, doble, doble tándem y triple tándem doble, o bien creer que la parte crítica del pavimento es la zona de toque de ruedas, al desconocer el comportamiento real del avión.