Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Carreteras
  4. La importancia de los caminos rurales y alimentadores

La importancia de los caminos rurales y alimentadores

 
Las vías de comunicación por sí mismas no llevan al desarrollo, pero lo favorecen al facilitar el comercio y la comunicación regional, y al mejorar las condiciones de traslado de las personas, entre otros beneficios. Es necesario buscar esquemas que permitan dar un adecuado mantenimiento a la red actual de caminos rurales, pues no tendría sentido haberla construido si no se le proporciona la conservación suficiente.
 
La infraestructura de un país es importante per se, ya que es construida porque es necesaria. Sin embargo, puede ser que no esté completa ni sea la idónea, ya que en ocasiones no se planea adecuadamente o no se cuenta con los recursos económicos necesarios para ello.
 
En el caso de la infraestructura carretera, para el programa general de caminos rurales se aplica un análisis de costo-beneficio pero, además, para cada camino se consideran los costos de construcción, operación y mantenimiento, además del precio social que éstos implican. Sería menester analizar los estudios de costo-beneficio de cada uno de los proyectos, con el fin de determinar si las inversiones financieras asignadas a éstos cumplieron con el cometido de beneficiar a la sociedad y al país.
 
Por lo que se refiere a la infraestructura vial rural, es conveniente analizar los objetivos planteados en cada una de las etapas de construcción y operación de la red de caminos rurales en México y determinar su grado de cumplimiento. Lo anterior, para llegar a la calificación de cuán importante es la red de caminos rurales y alimentadores.
 
Cualquiera que haya sido la denominación del programa en que fueron inscritos los caminos rurales mexicanos (de acceso, de mano de obra, con uso intensivo de mano de obra o programas de construcción, o reconstrucción de caminos rurales y alimentadores), todos tienen los siguientes aspectos en común:
 
1. Su construcción o reconstrucción se hace con el fin de comunicar a los poblados rurales asentados en el origen y destino, a lo largo de su trayecto o en su zona de influencia.
2. Tienen como objetivo dar servicio a los vehículos y a sus usuarios durante todas las épocas del año.
3. En su realización utilizan, en forma prioritaria, los recursos locales, tales como materiales de construcción o mano de obra que pueda efectuar algunas labores de construcción o de conservación.
 
En algunas etapas iniciales de su construcción, los caminos rurales se inscribieron dentro de programas de desarrollo rural, calificados de antemano como caminos productivos porque estaban localizados en zonas de producción. Pero, desde el punto de vista económico, es factible aseverar que algunos de ellos permitirán que se incremente la productividad en zonas catalogadas como de producción (agrícola fundamentalmente), que cuenten con uno o varios de los siguientes factores: el riego; la diversificación de la semilla; la tecnificación de la siembra, el cultivo y la cosecha; que quienes las trabajan cuenten con conocimientos y facilidades para comercializar los excedentes de la producción una vez satisfechas sus necesidades, y que se haya logrado el tan ansiado incremento económico con la venta, o bien, que las comunidades sean tan autosuficientes para su alimentación que el excedente sea ofrecido a otras por medio del comercio, y que dicho excedente sea transportado por los vehículos que a su vez les llevan otros productos. 
 
En ciertos proyectos piloto, como los realizados en la República de Guatemala en la década de 1970, se llevaron a cabo estudios costo-beneficio con los que se comprobó el incremento en la producción agropecuaria de pequeñas zonas y sus comunidades, dado que los caminos en estudio estaban localizados en zonas productivas.
 
No obstante, este tipo de vías rurales no llevan el desarrollo por sí mismos. Junto con los programas de infraestructura vial rural deben planificarse los de servicios, sobre todo los de salud, educación y vivienda, y especialmente el empleo.
 
¿Por qué la denominación de caminos rurales y alimentadores?
 
Gran parte de los caminos rurales en México son alimentadores de redes de carreteras pavimentadas de dos o más vías de circulación. Por ello, se han construido entronques con estas vías para permitir su incorporación a unos y a otras.
 
Esta situación revela la importancia de su existencia, puesto que han cambiado los índices de densidad de vías de comunicación por hectárea de superficie. 
 
1.1 Características geométricas
 
1.2 Uso prioritario de insumos locales
 
1.3 La construcción de caminos rurales y el desarrollo del país
 
1.4 Comunicación de las comunidades rurales
 
1.5 Los caminos rurales y el empleo estacional
 
1.6 Autor