Por las vías terrestres...

  1. Inicio
  2. red-de-conocimiento-de-las-vias-terrestres
  3. Altamira y el desarrollo estratégico de las costas
  4. Altamira 1994-2007

Altamira 1994-2007

 
A partir de 1994, año en que comienza operaciones la APIALT, se iniciaron los procesos de regularización de las terminales privadas existentes en el recinto portuario, cambiando la concesión, originalmente otorgada por SCT, por los contratos de cesión parcial de derechos que regularían su relación con el concesionario del gobierno federal, la APIALT, y el otorgamiento, por parte de esta empresa, de los contratos de cesión parcial de derechos para la TUM y para las nuevas terminales. De entonces a la fecha, la situación es la siguiente:
 
1. Once terminales con frente de agua en operación y una en construcción.
2. Dieciséis posiciones de atraque en operación y una en construcción.
3. Potencial para 90 posiciones de atraque de 300 metros.
 
En materia de servicios, hay actualmente catorce empresas de servicios logísticos en operación y once en construcción.
 
En el siglo XXI, el sector privado ha invertido casi 21,000 millones de pesos. Por su parte, el sector público, entre 2000 y 2007, aplicó 1,470 millones de pesos, en tanto que los ingresos de la APIALT, en ese mismo lapso, fueron 3,270 millones de pesos.
 
En cuanto al movimiento portuario y su relación con Tampico, se confirma la hipótesis original de que –ante la imposibilidad de crecer y por la preferencia de las líneas navieras en términos de eficiencia en la operación portuaria– la carga contenerizada prácticamente ha desaparecido; el manejo de granel agrícola, por la competencia ferroviaria y las economías de escala, es mínimo, no así en Altamira donde en menos de diez años ha crecido en forma considerable. Igualmente, el granel mineral por los problemas de contaminación urbana y por el tamaño de los barcos se ha reducido en un 50%, en tanto que en Altamira en diez años ha pasado de cero a más de tres millones de toneladas. También las plantas químicas y petroquímicas evidencian su presencia, con movimientos cercanos a los tres millones de toneladas (véase cuadro 2).
 
Cuadro 2. Movimiento de carga 1995-2006 (miles de toneladas)
 

 

1995

2000

2006

Tampico

3,857

3,316

2,994

Carga general

1,070

1,247

1,975

Contenedores

474

212

81

Granel agrícola

603

162

28

Granel mineral

1,643

1,636

816

Fluidos

67

59

94

Altamira

2,597

5,752

10,660

Carga general

576

317

1,077

Contenedores

963

1,642

2,994

Granel agrícola

0

360

416

Granel mineral

0

1,280

3,428

Fluidos

1,058

2,153

2,745